Amado Dios, en este lunes me despierto lleno de entusiasmo y alegría para darte gracias por la dicha de poder vivir una nueva semana con la paz y la certeza que solo da tu compañía.

Gracias Señor por tu amor, por tus cuidados y por cada cosa que Tú me brindas en tu inmensa bondad: gracias padre por mi hogar, por mi familia, por los alimentos que llevas hasta nuestra mesa y por tu mano que nos provee y nos bendice.


En esta nueva semana quiero entregarte mi vida y la vida de mis seres queridos, por favor enséñanos a elegir solo tu camino para que así, cada paso que demos nos acerque más a Ti.


Por favor mira nuestro corazón y nuestras ilusiones; ilumina nuestras decisiones para que ellas sean sabias y puedan edificar nuestras vidas, acompáñanos a cada instante y apóyanos en nuestro día a día en el trabajo, en el estudio, en los quehaceres domésticos y en todas nuestras obligaciones cotidianas.


Mira también nuestras necesidades y concédenos la posibilidad de vencerlas en tu nombre y con el poder del trabajo y de la fe: por favor danos salud, ayúdanos a superar las dificultades económicas, permítenos solucionar nuestros conflictos con otras personas, rodéanos siempre con tu amor y protégenos de la injusticia, de los abusos y de todo mal.


En esta oración te pido también por quienes intentan ganar el sustento diario para su hogar, por los desempleados, por los niños abandonados, por las personas tristes y por todos aquellos que empiezan esta semana precisando de Ti; te pido que tu bendición y tu luz alegre y reconforten a los más necesitados.


Amado Dios, te pido que en esta nueva semana me guíes con tu amor y me des fuerza, fe y esperanza. En tus manos pongo mi vida, la vida de mi familia y nuestras preocupaciones, por favor ayúdanos a vivir días de paz, gozo, bienestar y prosperidad, Amén.


Etiquetas


Participe y comente esta publicación