Señor mío y Dios mío, en esta nueva mañana de lunes me presento ante Ti para alabarte y darte gracias por cada una de las bendiciones que Tú me das con amor y generosidad.

Tu sublime presencia ilumina mis días, tu compañía me guía por el buen camino y tu bondad llena mis jornadas de éxito, prosperidad y alegría; por todo te doy infinitas gracias.


Padre omnipotente, cada día y cada semana que pasa, yo necesito más de Ti; te suplico que tu presencia brille con fuerza en mi vida, la vida de mi familia y la vida de mis amigos, como luz hermosa que nunca se apaga.

 

Te pido también que seas Tú quien nos guíe, quien nos cuide y quien oriente nuestros pasos por caminos buenos, de bienestar y justicia, protegiéndonos siempre de todo mal y de cualquier peligro.

Permítenos despertar cada día llenos de fuerza, vitalidad y entusiasmo para poder luchar por nuestros objetivos, no asientas que nos perdamos en las penumbras de la desesperación y la desesperanza y siempre cúbrenos con tu maravilloso manto de protección.


Nosotros nos mantendremos cerca de Ti, así como Tú te mantienes cerca de nosotros, porque donde Tú estás todo es perfecto y no hace falta absolutamente nada.

 

Por favor bendice todo lo que emprendamos en esta nueva semana y cómo sé que todo lo que se pone en tus magnificas manos se multiplica, hoy encomiendo a Ti nuestras vidas, nuestros sueños y nuestras luchas diarias, para que seas Tú quien nos colme de dicha, actitud y triunfo.

 

Amado Dios, Tú eres maravilloso, siempre eres fiel y haces brillar tu sol para que llene mis días de bienestar y alegría. Por eso termino esta oración lleno de ilusión, pues estoy seguro que Tú siempre me escuchas y serás cumpliendo tu esplendida palabra en mi vida, Amén.

 


Etiquetas


Participe y comente esta publicación