Señor mío y Dios mío, al iniciar este bello día vengo delante de Ti para darte gracias por permitirme ver y disfrutar de otro amanecer rodeado de tu amor, de tu bondad y de tu provisión.

Gracias Señor por todas las cosas maravillosas que Tú haces en mi vida, gracias por el hogar que protegió mi sueño y el sueño de mi familia, gracias por el pan que hay en nuestra mesa y gracias porque sabemos que Tú siempre estás a nuestro lado guiándonos por aquel bello camino que desde hace tiempo preparaste especialmente para nosotros.

 

Amado Dios, en esta mañana quiero entregarte mi vida, la vida de mis seres queridos y todas nuestras ilusiones. Te suplico que nos mantengas a salvo del peligro que asecha, de las personas malintencionadas y de todo aquello que pretenda perjudicar nuestro bienestar.


Por favor danos la fuerza y la sabiduría para poder lograr cada una de las metas que nos hemos planteado y danos la capacidad para luchar y perseverar ante las pruebas, las injusticias y las dificultades.

 

Ilumina nuestros corazones para que seamos capaces de amar y entender a nuestros semejantes, incluso a aquellos que nos han hecho daño y permítenos ser un humilde instrumento de tu obra, para así, tomar las mejores decisiones en beneficio de todos.

 

Padre celestial, Tú eres mi refugio, mi consuelo, mi guía y mi autentica fortaleza, solo en Ti encuentro la paz que mi alma precisa y sé que bajo tu amparo, de nada habré de temer.

 

Amado Dios, te alabo y te bendigo en este nuevo día que apenas empieza, te agradezco por cada persona con la que voy a compartir y por todo aquello que Tú has preparado especialmente para mí. Por favor dame tu mano, ayúdame a ir siempre hacia adelante y en tu compañía, poder avanzar hacia destinos de bienestar, alegría, abundancia y bendición, Amén.

 


Etiquetas


Participe y comente esta publicación